Científicos holandeses piden prohibir los ‘robots asesinos’

Muchos científicos holandeses han pedido al gobierno holandés prohibir los 'robots asesinos' y las armas autónomas letales.
Imagen: Pixabay

Compartir con:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Un grupo de más de 150 científicos holandeses que día a día trabajan con la inteligencia artificial y la robótica han pedido al gobierno holandés prohibir los ‘robots asesinos’ y las armas autónomas letales.

La inteligencia artificial tiene varias utilidades, una de ellas es la de disponer de robots con la capacidad para matar personas y ser utilizados en conflictos armados. Por este motivo, un grupo de científicos holandeses, más de 150, han solicitado que se prohíba la utilización de armas autónomas letales.

Este tipo de robots, pueden utilizar sistemas de armas donde seleccionen y ataquen objetivos, ellos mismo. de ahí que los científicos tratan con esta carta de vetar el uso de estos tipos de robots tan letales y peligrosos.

Algunos científicos que firman la carta, según el periódico Nu.nl, son de la Universidad de Leiden, la UvA, TU Delft y la Universidad de Groningen. Los científicos creen que las armas con inteligencia artificial reducen el umbral para hacer la guerra y hacen que los conflictos se desarrollen e intensifiquen más rápidamente.

Tal como explica la organización PAX, la carta de los científicos llega cuando el gobierno holandés reconsidere su posicionamiento sobre este tipo de armas, en una evaluación que actualmente realizan el Consejo Asesor de Asuntos Internacionales (AIV) y el Comité Asesor en Asuntos de Derecho Internacional (CAVV).

Otros científicos de todo el mundo, han hecho similares llamamientos a sus gobiernos pidiendo lo mismo que esos científicos holandeses. Australia, Bélgica, Canadá y Noruega son otros países donde los científicos están pidiendo tal prohibición.

Te puede interesar:

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

© Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo y sus fotografías, aún citando su procedencia.

Ir arriba