Un comerciante de diamantes belga engaña a sus proveedores por 10 millones de euros

Diamantes Bélgica
Imagen: Pixabay

Compartir con:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El comerciante de diamantes Francis Weitz (66) se arriesga a 40 meses de cárcel en Bélgica, por defraudar a otros comerciantes de diamantes. Según explica el periódico hln.be, el hombre vendió diamantes que había recibido en forma de consignación de sus colegas a los que nunca les pagó. Actualmente Weitz se esconde en Israel.

Entre 2011-2012 fue cuando presuntamente cometió el fraude. Desde esa fecha, el sistema judicial belga ha estado detrás de Weitz. Fue arrestado en 2015 en Quebec, Canadá, a solicitud del tribunal de Amberes. Según explican en el periódico, Weitz fue puesto en libertad bajo fianza de 25.000 dólares y luego se marchó a Israel. El hombre tiene la nacionalidad belga-israelí. No quiere ser extraditado.

Según la fiscalía belga, se ha probado el fraude a gran escala de Weitz. Las víctimas, los comerciantes de diamantes y sus compañías de seguros, sufrieron importantes impagos por un total de unos 10 millones de euros.

El fiscal, por lo tanto, exigió una pena de prisión de 40 meses para Weitz. El comerciante de diamantes de Amberes llamado Isak B., que también vendió diamantes para una de las firmas de Weitz, corre el riesgo de 15 meses de prisión como intermediario.

Te puede interesar:

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Exención de responsabilidad: La información que figura en esta página no es exhaustiva. Se basa en los datos más recientes disponibles facilitados recogidos fuentes oficiales y periódicos de público acceso. Aunque HolandaNoticias trata de mantener la información actualizada, no asume ninguna responsabilidad, explícita o implícita, por la exhaustividad y exactitud de la información contenida en esta página o por decisiones concretas basadas en ella.

© Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo y sus fotografías, aún citando su procedencia.

Ir arriba