Conducir con abrigo puede causar lesiones graves

La ANWB y la ADAC pide a los conductores y pasajeros que se quiten el grueso abrigo de invierno o la chaqueta de plumas en el automóvil. Porque conducir con abrigo puede causar lesiones graves.
Imagen: Pixabay

Compartir con:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La ANWB y la ADAC piden a los conductores y pasajeros que se quiten el grueso abrigo de invierno o la chaqueta de plumas en el automóvil. Porque conducir con abrigo puede causar lesiones graves. La ANWB llega con esta advertencia después de que la ADAC, el club hermano alemán del club del automóvil, diera la voz de alarma después de una prueba de laboratorio.

Según ADAC las chaquetas gruesas pueden ser muy peligrosas al conducir. Por este motivo han presentado un comunicado en el que sugieren que se lea aquí cómo las chaquetas gruesas de invierno pueden ser mortales, especialmente para los niños, y cómo aún puede conducir un automóvil sin congelarse.

Explican que: “Cualquiera que se siente al volante con un abrigo de invierno grueso o una chaqueta de plumas no solo restringe la maniobrabilidad al volante, sino que también pone en peligro su seguridad debido a que el cinturón no se ajusta de manera óptima.”

Lo han demostrado con una prueba realizada con con maniquí.

Ellos simularon una situación de tráfico cotidiana en la que un adulto y un muñeco de niño con ropa gruesa de invierno estaban abrochados al asiento o al asiento para niños. El automóvil del cinturón de seguridad se detuvo a una velocidad de 16 km /h , análoga a una colisión por alcance en el tráfico urbano.

El resultado fue tanto en adultos como en niños el siguiente: la cinta transversal corta profundamente en el abdomen. Esto puede provocar lesiones graves en los tejidos blandos como los intestinos, el hígado o el bazo e incluso provocar hemorragias internas.

Señalan que incluso con las maniobras de frenado de emergencia, pueden producirse lesiones leves. Gracias al acolchado en la ropa de invierno, el cinturón tiene espacio para moverse hacia el cuerpo y ya está sobre la parte inferior del abdomen cuando se abrocha el cinturón. Sin embargo, lo ideal es que abarque los huesos de la cadera en adultos o los muslos en niños.

Los consejos que dan para tener más calor en el coche

Recomiendan quitarse el abrigo o la chaqueta o al menos pasarlo por encima del cinturón antes de abrochar. Los niños también deben llevar el cinturón de esta manera o, mejor aún, sin ropa gruesa de invierno.

Aconsejan que tengas preparada una manta para protegerte del frío, preferiblemente precalentada en casa. Un calefactor auxiliar es ideal, ya que calienta el automóvil para que esté cómodo antes de arrancar y también se encarga del deshielo en climas helados.

Conducir con botas de invierno pesadas, gorro y bufanda

Recuerden que no deben sentarse detrás del volante con zapatos voluminosos. Porque las botas de invierno gruesas pueden dificultar el uso del acelerador y los frenos con sensibilidad.

Incluso si no están prohibidos, debido a que no existen normas para llevar el calzado correcto al conducir, el conductor siempre debe poder reaccionar de manera adecuada. En caso de accidente, también puede haber problemas con el seguro.

Esperemos que estos consejos de la ADAC alemana puedan ayudarte a conducir de una forma más segura para ti y los tuyos. Porque todo consejo es válido para evitar accidentes y muertes de tráfico.

Tampoco está de más, llevar una manta térmica en el coche, ya que en caso de mucho frío, heladas o nieve en la carretera, pueden ayudarnos a entrar rápidamente en calor.

Te puede interesar:

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Exención de responsabilidad: La información que figura en esta página no es exhaustiva. Se basa en los datos más recientes disponibles facilitados recogidos fuentes oficiales y periódicos de público acceso. Aunque HolandaNoticias trata de mantener la información actualizada, no asume ninguna responsabilidad, explícita o implícita, por la exhaustividad y exactitud de la información contenida en esta página o por decisiones concretas basadas en ella.

© Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo y sus fotografías, aún citando su procedencia.

Ir arriba