ECONOMÍA: ¿Sabías que el Bitcoin tiene un importante impacto en el aumento del consumo de energía y la huella de CO2?

ECONOMÍA: ¿Sabías que el Bitcoin tiene un importante impacto climático?
Imagen: Pixabay / TheDigitalArtist
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

La huella total del CO2 de la red Bitcoin aumentó en el 2020 aproximadamente un 25%, según un estudio del De Nederlandsche Bank (DNB). Mientras que el número de transacciones disminuyó un 6%. Las emisiones aumentaron más porque habría más personas buscando criptomonedas digitales.

El aumento de la huella total del CO2, equivaldría a un impacto climático de aproximadamente 402 kg de CO2 por transacción de Bitcoin realizada en el 2020, según los primeros resultados de un nuevo método desarrollado por DNB para medir la huella de CO2 del Bitcoin.

Según el De Nederlandsche Bank (DNB) es importante comprender mejor el impacto climático de los activos digitales basados ​​en blockchain y hacerlos más comparables, por ejemplo, con los métodos de pago convencionales.

En los Países Bajos, Bélgica, España y Argentina las criptomonedas “están de moda. Pero: ¿Qué son las criptomonedas?, ¿Bajó el valor del Bitcoin? Conoce todos los detalles en ESTE ARTÍCULO en lenguaje sencillo para entender más sobre este tema de actualidad y conocer los riesgos de invertir en «dinero digital».

El impacto climático por transacción de Bitcoin está aumentando

Los primeros resultados muestran que el impacto climático en el 2020 se estima en 402 kg de CO2 por transacción de Bitcoin. Esto es comparable a dos tercios de las emisiones mensuales de un hogar holandés promedio (611 kg CO2 por mes). Esto es un aumento de un 32 % en comparación con el 2019.

El aumento del impacto climático por transacción se puede atribuir a un fuerte aumento en el consumo total de energía de la red Bitcoin. Dado que la electricidad procedente de combustibles fósiles y renovables se mantuvo bastante constante durante este período, las emisiones del CO2 se deben casi en su totalidad al crecimiento de la potencia informática de la red Bitcoin.

El crecimiento adicional del consumo de energía depende en gran medida del precio de Bitcoin. A medida que aumenta el valor de los activos criptográficos como Bitcoin, atrae a más mineros, que luego usan más electricidad para extraer criptos.

Un estudio ha demostrado que más de una cuarta parte de los adultos jóvenes neerlandeses poseen criptomonedas. Todo suena divertido y emocionante, pero los jóvenes generalmente subestiman los riesgos y sobreestiman sus propios conocimientos cuando se trata de criptomonedas.

No todas las criptomonedas utilizan tanta energía como Bitcoin

No todas las criptomonedas se basan en un algoritmo de uso intensivo de energía. El algoritmo de Bitcoin y Ethereum, entre otros, tiene el mayor consumo de energía por transacción en comparación con otras tecnologías con funcionalidades similares disponibles actualmente.

Según el informe de De Nederlandsche Bank (DNB) esta es una de las razones por las que, por ejemplo, el regulador financiero sueco se ha pronunciado recientemente a favor de una prohibición de la UE de las criptomonedas que utilizan este método de uso intensivo de energía. Fuente: De Nederlandsche Bank (DNB). Imagen de portada: Pixabay / TheDigitalArtist.

Te puede interesar:

Comparte este artículo:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en email
Email

Exención de responsabilidad: La información que figura en esta página no es exhaustiva. Se basa en los datos más recientes disponibles facilitados recogidos fuentes oficiales y periódicos de público acceso. Aunque HolandaNoticias trata de mantener la información actualizada, no asume ninguna responsabilidad, explícita o implícita, por la exhaustividad y exactitud de la información contenida en esta página o por decisiones concretas basadas en ella.

© Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo y sus fotografías, aún citando su procedencia.

Ir arriba
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin
Compartir en email