Países Bajos y las fiestas ilegales en tiempos del COVID-19

Fiestas ilegales en Países Bajos (Holanda) en tiempos del COVID-19
Imagen: Pixabay

Compartir con:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Las fiestas ilegales en tiempos del COVID-19, causan muchos problemas. Uno de ellos, ocurrió cuando un oficial de policía fue herido el viernes pasado en la noche, al encontrar una fiesta ilegal.

Esto ocurrió en un edificio del barrio de Kruburg en Eindhoven (Brabante Septentrional). La policía vió a muchas personas en el edificio y escuchó música muy alta. Muchos asistentes se opusieron a la policía de forma violenta y les golpearon, según ha explicado la propia policía.

Todo comenzó en el momento que la policía intentó detener y entrar en el local. En ese momento uno de los asistentes no quiso permitir la entrada de los agentes de policía y les negó la entrada. Así comenzó una discusión que acabó con una pelea.

Al parecer uno de los policías fue agredido con una patada muy fuerte y tuvo que ser trasladado al hospital para recibir el tratamiento adecuado. Luego de esto pudo ir a su casa, pero explican que necesitará tiempo para recuperarse y no podrá volver a trabajar por un período de tiempo a determinar.

Luego de estos acontecimientos, otros agentes pudieron ingresar en el edificio junto con un perro adiestrado de servicio policial. En ese momento, pudieron multar a diez personas por violar las medidas del COVID-19.

En resúmen: tres personas fueron llevadas al calabozo para su interrogación. Había un hombre de 47 años procedente de la ciudad de Eindhoven, un hombre de dieciocho años de Nuenen, y un padre y su hijo menor de edad.

Otras fiestas ilegales en Hoofddorp, Amstelveen y Maastricht

Cuarenta y ocho personas había en una fiesta ilegal en Maastricht en el monasterio de Tongerseweg, cincuenta personas había en otra fiesta ilegal en Hoofddorp y otras dieciocho personas festejaban en Jerusalem Road en Maastricht. Todos recibieron un informe oficial de la policía por su actitud en los tiempos del COVID-19.

Por último, unas cien personas fueron descubiertas por las policía, cuando querían acceder a una fiesta ilegal en Amsterdamse Bos. Fueron descubiertas en un paso subterráneo de la A9. Sobre las 24:30 hs. Cuando estas personas vieron a la policía, la mayoría se dispersó del área.

El pediódico Nu.nl, recuerda que quienes organicen una fiesta ilegal en los Países Bajos, se arriesgan a una multa de 4.000 euros.Se conoce que la policía holandesa, leva realizadas varias intervenciones en fiestas ilegales en estas semanas.

Fuente: Nu.nl

Te puede interesar:

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

© Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo y sus fotografías, aún citando su procedencia.

Ir arriba