Un militar armado “hasta los dientes” es fuertemente buscado en Bélgica

Un militar armado
Imagen: Pixabay

Compartir con:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Un militar belga de apellido Conings, ahora mismo, está en la lista de terroristas del Organismo de Coordinación para el Análisis de Amenazas (OCAD) porque en una carta de despedida había amenazado con “un atentado contra el régimen y contra los virólogos”.

Desde hace 72 horas lo buscan intensamente las fuerzas de seguridad belgas: más de cien militares fuertemente armados con varios tipos de armas y tanques, rastrean una zona muy grande que comprende un parque natural en Maasmechelen (en el Parque Nacional Hoge Kempen).

Además, decenas de vehículos de los servicios policiales del Benelux y Alemania están trabajando con sus colegas belgas para poder dar con el militar. A lo largo de la E314 en Limburgo, se instalan combis policiales cada 100 metros en una distancia de varios kilómetros, frente al parque nacional. En los Países Bajos, las fuerzas especiales están listas por si resulta que Conings intenta cruzar la frontera.

Este militar ya causó problemas con un arma de fuego a principios de este mes. Según fuentes cercanas al hombre, éste acababa de empezar a trabajar hace tres días, pero no regresó a casa por la noche. Su mujer, por lo tanto, llamó al ejército anteayer preocupada. Luego alertaron a la policía.

Conings es un soldado profesional de Dilsen-Stokkem que trabaja en el cuartel de Peutie. Ahora está en la lista de terroristas de la OCAD porque en una carta de despedida había amenazado con “un atentado contra el régimen y contra los virólogos”.

“Jürgen Conings mide aproximadamente seis pies de alto y es musculoso”, dijo la policía en una investigación. “Es calvo y tiene varios tatuajes, incluso en la parte superior de los brazos. En el momento de su desaparición, vestía una camiseta de Timberland (color oscuro). Puede estar en posesión de armas de fuego. Si lo ve, se debe notificar a la policía de inmediato. No entre en contacto con la persona en cuestión“.

¿Por qué están tan preocupados los servicios de seguridad?

Se dice que Conings dejó una nota de suicidio en la que se vuelve contra el Estado y contra los virólogos. Se dice que el hombre escribió en esta nota que lucharía con su vida y seguiría oponiéndose a políticos y virólogos. “Se teme que quiera llevar a cabo una acción violenta contra sí mismo o contra otras personas, pero los posibles objetivos correctos aún no están claros”, dijo el fiscal Eric Van Duyse.

Las mezquitas en Maasmechelen recibirán vigilancia policial adicional y varias mezquitas de los municipios vecinos ya han mantenido sus puertas cerradas como medida de precaución. Eso tiene todo que ver con la ideología de extrema derecha del hombre. La ministra de Defensa, Ludivine Dedonder, también recibirá protección adicional. El soldado fugitivo amenazó al virólogo Marc Van Ranst, quien está escondido como medida de precaución.

¿Qué sabemos de sus armas?

Se sospecha que Conings porta una pistola, un chaleco antibalas y una metralleta P90 de FN ( que es un arma ligera semiautomática que puede perforar chalecos antibalas). Esas armas y municiones habrían sido robadas de un cuartel. Algunas de esas armas estaban todavía en el automóvil del soldado, que se encontró en el bosque de Dilsen-Stokkem. (Fuente: HLN.be)

Te puede interesar:

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Exención de responsabilidad: La información que figura en esta página no es exhaustiva. Se basa en los datos más recientes disponibles facilitados recogidos fuentes oficiales y periódicos de público acceso. Aunque HolandaNoticias trata de mantener la información actualizada, no asume ninguna responsabilidad, explícita o implícita, por la exhaustividad y exactitud de la información contenida en esta página o por decisiones concretas basadas en ella.

© Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo y sus fotografías, aún citando su procedencia.

Ir arriba