¿Por qué están locos, por los huevos de Pascua, en los Países Bajos?

¿Por qué están locos por los huevos de Pascua en los Países Bajos?
Imagen: Pixabay

Compartir con:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

En los Países Bajos, es típico para Pascuas buscar, comer y pintar los huevos de Pascua. ¿Por qué lo hacen? ¿Cuál es el origen de esta locura por los huevos de Pascua?

Los huevos

Según la tradición cristiana, a medida que la fe se extendió por Europa, la Pascua se mezcló con algunas festividades de primavera que eran paganas. En el paganismo, los huevos simbolizan la fertilidad y el renacimiento. Por este motivo, se celebra la Pascua colgando huevos en los árboles.

Existe otra explicación, que tiene que ver con el ayuno de los cristianos, durante este período en el que se suponía que no había qué comer ni carne ni productos lácteos. Pero cuando terminaba el ayuno la costumbre era de comer parte de los excedentes de las gallinas que seguían empollando sus huevos.

Conejo de Pascua

En el siglo XVI surgió el protestantismo y aquella tradición del ayuno cristiano desapareció. Los alemanes, muchos de ellos protestantes, quisieron que sus familias disfrutaran de los huevos de Pascua. Entonces inventaron el Conejo de Pascua, quien supuestamente esconde los huevos en el día domingo de Pascua.

Matzes

Los Matzes descienden del judaísmo. Justo antes de su salida de Egipto, Dios instruyó a los judíos para que hornearan pan que no hubiera subido, como los Matzes. Los cristianos también han estado comiendo Matzes durante siglos. La tradición de Pascua de Matzes es una costumbre en los Países Bajos que se originó a principios del siglo pasado. Originalmente un producto judío, ahora se ha convertido en una costumbre holandesa típica en los Países Bajos. Al igual que las nueces de especias y las letras de chocolate durante San Matzés pertenecen al festival de Pascua holandés. (Fuente: plusonline.nl)

Te puede interesar:

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

© Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo y sus fotografías, aún citando su procedencia.

Ir arriba